LAS PISTAS DE BAILE DE TERESA MARGOLLES

05th July 2017 - Otras exposiciones - -

Ver una exposición tiene para mí muchos condicionamientos.

Necesito disfrutar sólo de la exposición o hacerlo en muy buena compañía.

Así, he descubierto que muchas veces es preferible visitar la muestra a la hora de comer, para evitar que una horda consumista de cultura te achicharre la experiencia.

El pasado domingo visité las dos exposiciones que PHOTOESPAÑA17 tiene en CentroCentro Cibeles.

Y fué SUBLIME.

 

En primer lugar porque se trataba del sitio donde reside la soberanía del pueblo de Madrid. Y para mí, gato con aspiraciones de serlo, es ya algo que me emociona. Por no hablar de mi respeto por la alcaldesa Manuela Carmena.

En segundo lugar, porque hice la visita muy temprano, recien abierto, a las diez de la mañana, tras los festejos sabatinos del Orgullo Gay.

En otro lugar ya he referido mi visita a la exposición de Anders Petersen titulada CAFÉ LEHMITZ. Pero me quedaba la otra GRAN exposición, la de TERESA MARGOLLES. Esta es mi crónica:

 

 

En la última década, Teresa Margolles ha centrado su práctica artística en Ciudad Juárez (México), trágicamente conocida por las guerras entre cárteles de la droga, desapariciones y los brutales asesinatos de cientos de mujeres.

Esta serie muestra a trabajadoras sexuales transgénero ocupando los restos de lo que antes fueron pistas de baile de clubes nocturnos, hoy demolidos. Teresa Margolles ha trabajado en estrecha colaboración con ellas, lo que le ha permitido ahondar en las complejidades y dificultades que estas mujeres experimentan en su día a día: exclusión, discriminación y un alto índice de muertes por crímenes de odio.


Para estas fotografías, Teresa Margolles señalizó las pistas de baile con agua, remarcando su ubicación exacta. Las figuras se vuelven parte de un paisaje en el que las ruinas y la devastación son protagonistas. No obstante, ellas muestran su mejor cara, como reafirmándose a sí mismas en medio de la violencia y la destrucción.

(Fuente: PHOTOESPAÑA)


Visitas la muestra de Teresa Margolles y todo te impacta.  

La exposición comienza con una foto de Karla, la transexual asesinada sin pena ni gloria y que te escruta desde sus pupilas, junto a una piedra que formó parte de la escena del crimen.




Luego, las restantes fotos de otras trabajadoras sexuales transgénero te transportan a un México canalla y peligroso. Un lugar complicado. Muy complicado.

Las fotografías son en color.

En tamaño grande.

Y se nota que han sido impresas por CLOROFILA DIGITAL.  La calidad va por delante.

 

 




En la pared, frente a las fotografías, varios altavoces, a modo de psicofonías, emiten los sonidos de los lugares donde estas mujeres fueron asesinadas. Es la forma de Teresa Margolles de añadir un sonido a las ya perturbadoras imágenes.



La exposición termina con una vulva, arañada, grabada con cincel en la pared de la exposición y con el título: Hendidura realizada con instrumento punzocortante sobre el muro por Sonia Victoria Vera Bohórquez, transgénero que se dedica a la prostitución en Zurich




La exposición está comisariada por Alberto García-Alix.

Y podrá verse hasta el 17 de septiembre de 2017.





Leave a Comment
Your email address will not be published.

2 + 2 =